?Vamos a olvidarnos por un momento de la maldita boda de los 34 millones de d?lares, de principes, princesas, monarqu?as y dem?s malditos privilegiados...